El Marketing NO es el culpable…

8 08 2014

Juan Carlos entra al negocio donde venden teléfonos celulares. Con paciencia y manos temblorosas desdobla el papelito con el cual su hijo le escribió el exacto nombre de lo que necesita comprar para estar al día. Luego de esperar pacientemente la cola que suele formarse en torno a estos interesantes y misteriosos centros; que nos dejara aislados por unos cuantos meses de cualquier cosa que suceda a nuestro alrededor solo por mirar una pantalla. Juan Carlos entrega el papelito a una bonita asistente que se encargara de proveerle lo que necesita. Incapacitado de pronunciar los complejos nombres que los fabricantes dan a estos ya de por si complejos aparatos, decidió entregar el papel y librarse a la suerte de dar con una asistente con buena voluntad.

La historia de Juan Carlos encierra un alto porcentaje de personas que dependen de otras para conseguir un teléfono celular, o mejor dicho “lo que necesitan”. Mucha gente depende de forma increíble de estos consejos que Hijos, Hermanos, Primos, Amigos, Cuñados y demás personajes vinculados de alguna manera a sus vidas y de otra al mundillo informático les proporcionan. Lo que pocos dicen, es que los consejos son generalmente en el orden más cercano a lo que gustaría tener, más de lo que el individuo involucrado pregunta. Para hacer un análisis más prolijo de esta situación social, dejaremos de lado los que aconsejan porque si o porque este modelo es canchero o está de moda. Sinceramente considero eso más honesto y sincero que ciertos consejos que veo a estos pobres desprotegidos de la sociedad recibir con tanta facilidad.

Vayamos ahora a lo que nos concierne dentro de este humilde espacio, la Tecnología. Hoy por hoy, tenemos tres sistemas que elegir iOS, Android o Windows Phone. Los que profesionalmente me conocen, conocen mis preferencias y no voy a hacer referencia a ellas. Solo a las necesidades que los usuarios manifiestan. ¿Qué sentido tiene comprar un celular con más de veinte mil aplicaciones cuando el usuario que nos pide consejo pide no tener complicaciones? ¿Aconsejamos por moda, gusto, necesidad propia no satisfecha o por sensatez? Creo que porque iOS y Android son excelentes sistemas, pero no son para todo el mundo. Encuentro mucha gente que no logra tener lo que necesita con estos sistemas, que si bien son excelentes no son lo en casos particulares necesitan. Ahora, nuestro odiado Windows Phone siempre tuvo el mal marketing que la palabra Windows trae consigo. Luego de hacer tests sobre los tres sistemas puedo considerar que el uso simple que más de la mayoría de los usuarios reclama está más que satisfecho en todos los sistemas, con su manejo de mails, backup en la nube, redes sociales, fotografía y música. ¿Por qué dejamos de lado el requerimiento del solicitante y enviamos a todos los Juan Carlos de nuestra vida a la muerte tecnológica? ¿Por qué apagamos su avidez por aprender y usar la Tecnología como aliada?

El pobre Juan Carlos se fue con el teléfono en su caja, esperando volver a ver a su hijo consciente que estaría incomunicado hasta que este volviera a casa seguramente pensando en “SU” nuevo juguete. El Marketing no es el culpable, sino nuestro boca a boca sin sentido.

Anuncios

Acciones

Information

One response

9 08 2014
FB

Decilo, Maranga, el gūindous fone logro un lugar en tu corazon!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: